//-->

3.6.08

Refugio antiatómico



mi cabeza está hundida entre sus piernas debidamente guarnecidas por la tela del pantalón vaquero. Es un poco dura la tela con la que hacen los pantalones vaqueros. Estoy en mi refugio personal antiatómico contra el fin del mundo que, sin embargo, no me protege de mí mismo. Ni del mundo de allá afuera que desde hace tiempo me saca la lengua, me intimida, me empuja y me tira, y después de pasar por eso ¿qué me puede suceder? Sólo esta caleta me queda, sin techo, pero oscura si cierro los ojos. Vaya, me parece que ahora estoy entrando en el modo del stream of conscience -sort of - que es mi manera de navegar en dirección a estribabor cuando todo anda mal. Mis mejillas en contra de sus pantalones, mi nariz y mis ojos y mi boca en el hueco que forman sus piernas entreabiertas, tirado en el sillón de un apartamento que apenas tiene un mueble, este mismo en el que ella está sentada y yo estoy tirado, sobre un sofá, sobre una parte de ella que me acaricia ahora el pelo, yo me agarro a una ilusión o al mundo tomando sus piernas con mis brazos hechos una especie de círculos ahora, boca abajo, mi cara se apretuja en contra de sus piernas, es mi bóveda personal imperfecta, incompleta, vulnerable –¿era de mi bóveda personal o era de mi vida de lo que hablaba?-.
Me molesta la luz, me molesta el ruido del televisor que probablemente esté apagado, tengo además jaqueca, ese taladro hiperactivo que hurga necio detrás de la ceja derecha, detrás del ojo derecho. Silencio, le pido con firmeza a todos olvidando que estamos los dos solos en ese apartamento que no tiene vista a ningún parque infantil, como si la tenía otro apartamento, con otra ella y con la misma tristeza o alguna peor. O la misma tristeza que tiene hoy el agravante de estar conjugada en presente y el presente es eterno lo dijo Octavio Paz y no quiero hablar de literatura, ni de la medicina para la jaqueca que ella se ofrece a traer del botiquín y que no encontrará porque el apartamento no solamente carece de muebles sino de casi cualquier otro tipo de mercancía manufacturada por el hombre. Aquí no hay ninguna medicina, -le advierto evitando su viaje al cuarto de baño y, sobre todo, que me deje solo en el sofá y sin sus piernas refugio-, aunque si te esperás un tiempo del moho de las chuletas en la refrigeradora se podrá obtener antibióticos. Supongo que ríe con mi broma. Ya mis ojos se acostumbraron a la oscuridad, ya no distingo entre el verde del sofá y el tono azulado de su pantalón cuando estoy a su lado, acabo de hacer una alusión al soundtrack de otra crisis, porque mis crisis han tenido siempre la decencia de tener su propio leit –motiff, excepto esta, la de ahora a la que le compondría un fado si solo supiera cómo componer. Baah, miento con lo del fado.



Etiquetas: , , ,

16 Comments:

Blogger Margot said...

Las jaquecas, madre de todas las crísis, ays.

Si las padeciera buscaría una bóveda como la tuya... vaya, de otro género, pero ya me entiendes.

Qué bien cuentas, jodío!

Un besote con Ibuprofeno!

4/6/08 9:25 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Margot: hola mi señora de Madrí, que aprovecheís vuetras andanzas por la feria del libro en el Retiro,¿ se dice así?, luego me enseñareís la forma "cheli" de decirlo.

4/6/08 9:45 a. m.  
Blogger Laluz said...

Bueno, cuando me venga una jaqueca de esas voy a probar con algún refugio similar.
Besos

5/6/08 5:35 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Laluz: para una jaqueca o algún otro tipo de problemas de desviculante este remedio funciona mientras dure, je,je.

5/6/08 6:28 p. m.  
Blogger Lady Zurikat said...

No creo que el moho de las chuletas curen la migraña, es mas ni siquiera debe ser medicinal, el Penicilium es muy estrico a la hora de elegir donde crece.
En cuanto a tu pregunta si habia hecho una exposicion con mis fotos, la respuesta es NI: ni soy tan conocida ni tengo sponsors en el medio como para ello, ni me gane algun premio. Como cualquier hijo de vecino, no queda otra que participar y participar en concursos y rogar que el jurado le guste lo mismo que uno ve (que no son las fotos que estan en el blog, por eso de 'fotos ineditas por cualquier medio') y durante unos dias se expusieron todas las recibidas que no es lo mismo que premiadas.

8/6/08 2:05 a. m.  
Blogger rohit said...

i no se conoce suficientemente el español, pero lo hice traducir su blog,
He visto tu blog, y me di cuenta de que usted tiene buenas habilidades de diseño de gráficos de tu blog es perfecto.
lo siento si he pedido que esta cuestión de nuevo
le gustaría para el intercambio de nuestro vínculo, (blog roll)
aún hoy en día im confundirse porque había recibido muchas respuestas con un montón de confusiones.
si está usted listo?. así que por favor escriba su enlace en mi comentario caja o tu respuesta.
adiós
besos
buen día
Dios te bendiga

10/6/08 9:35 a. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Me ha gustado mucho esa idea del refugio antiatómico que no protege de uno mismo. Una gran verdad dicha de un modo maravilloso en ese cuadro a caballo entre la desolación y la precariedad de una relación que ni siquiera se sabe plenamente afectiva. Escribes maravillosamente bien.
Besitos.

11/6/08 11:46 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Lady: verás como pronto tus magníficas fotos serán parte de una buena exposición, lo digo porque las he visto.

Rohit: ¿diseño de gráficos?

Isabel: la vulnerabilidad que viene desde adentro es casi imparable. Un saludote diosa de Roma.

11/6/08 5:03 p. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

Pero què gran refugio te has encontrado eh?
Se me hace que buscaste pretexto con eso de la migraña, jijiji

PD.1 Intercambiamos imanes? quiero uno de tu tierra.
PD.2 El libro que estàs leyendo tambièn me interesa, aùn no lo tengo.

Besotes jarochito.

12/6/08 9:59 a. m.  
Blogger Clara said...

Como siempre auténtico en tus pensamientos. Tus miedos y sensibilidades quedan perfectamente plasmados en este espacio virtual.

No hay refugio mejor que los brazos de un ser querido, o las piernas... besitos*

14/6/08 7:16 a. m.  
Blogger Isa S.B said...

Delicioso relato a pesar del taladro tras el ojo izquierdo y ese moho amenazando antibióticos.
Un abrazo.

16/6/08 7:57 a. m.  
Blogger Pericles está Loco said...

¡Interesante bluogggggggg interesannnnte publicaciónesta tuya, Heriiii!

Linnnnnndo bluoooggggggg......

Mirá, en miblogcito tengo de tenersss publicado un comentatario queme publicaron en ¡La República, tenía que sersss!, ¡en Lana Sión quéee va! A vos quetegusta el análisis conciensudo, sudo, sudo un pañuelo porfavorsss...

Es un breve pero exacto perfilll sobre loquesomos o cómosomos o mejorsss dicho: un buen perfilll democrático nuesthro, delas ticas ticosss.
Caéte, compita. Porfis, y me dejás your opinion: ahoraqueayyy questar de moda conlabada eninglés, según Caca, Cararias...

Megustaría conocersss tuopini ón, ón, ón...

16/6/08 2:57 p. m.  
Blogger BUDOKAN said...

Creo que los resfríos, dolores de cabeza y esas cuestiones son insoportables, pero como lo escribes parece algo tan poético. Muy buen texto. Saludos!

18/6/08 1:17 p. m.  
Blogger Homo surfus said...

Obviamente, esta historia continuará...


(el mezclilla tiene la ventaja que poco deja traspasar odores, lo que crea una gran incertidumbre libidinosa)

23/6/08 9:05 p. m.  
Blogger Heriberto said...

Clarice: de acuerdo con lo de los imanes, hacemos el intercambio.

Clara: gracias por pasar.

Isa S.B.: gracias por pasar.

Pericles está loco.

Budokan: gracias sabio del cine..

Homo: ja,ja,ja.

24/6/08 5:28 p. m.  
Blogger Heriberto said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

24/6/08 5:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home