//-->

4.5.07

La fuerza del destino

Sus compañeros de la tienda de productos gourmet invitaron a Muireann Mc Donnel (en la foto, sin pañuelo) a celebrar al bar de enfrente. Unas cuantas cervezas entre compañeros, nada especial en la apacible noche de Dalkey, una ciudad cercana a Dublín. De inmediato ella llamó a John Marc, su novio, -“Lo siento darling, me encantaría, pero no puedo acompañarlos, sabes que tengo tareas pendientes en la Universidad”, se excusó él, comprensivo.

Esa noche en el Ivory Bar , la vida de los dos jóvenes novios cambiaría para siempre. En medio del humo de los cigarrillos y con el ardor in crescendo de las Guiness entre pecho y espalda, Muireann conoció al famoso actor Colin Farrel. Los que estuvieron en ese momento juran que fue una devastadora atracción mutua a primera vista. Hasta ahí llegó el noviazgo de los jóvenes.

Desolado por el rompimiento John Marc, de 22 años, se suicidó dos meses después.

Aunque Irlanda siempre ha sido un terreno muy literario esta historia no la inventé yo, me temo que no es ficción

¿Cómo pueden verse este tipo de situaciones? ¿Qué se podría decir al respecto ?
¿Cuál frase podría explicar mejor lo ocurrido?
-“No se culpe a nadie”.
-“Hay que, necesariamente, buscar un culpable”.
-“Lo siento pero cada quien debe estar donde le calienta mejor el sol, si hay quien
no lo entienda de esa manera es únicamente su problema”.
-"Que el karma los persiga".

20 Comments:

Blogger silvia piranesi said...

la extra británica?

pues estamos todos locos.

5/5/07 10:05 a. m.  
Blogger BUDOKAN said...

Qué viva esa tierra hermosa de convicciones y belleza que es Irlanda!

5/5/07 2:44 p. m.  
Blogger A. said...

y.... "that's life"....

6/5/07 9:09 a. m.  
Blogger MALEFICABOVARI said...

Recuerda esa frase de "estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado", pues ella estaba. Pues el no había querido ir. Pues la ocasión la pintan calva. Pues el destino es un cabrón. Pues lo siento, de corazón, pero... nadie tiene la culpa de que la vida se te escape cuando tu eres el primero que la estás dejando escapar. Sí, fatal casualidad, llámele cómo quiera, primo, pero la vida es así, no la la inventé yo.
El karma no tiene porque perseguirlos, eso sí, ella la pobre, tiene una encima que en la vida se quitará, en la vida.
No entiendo los suicidios, y si me meto a intentar entenderlos quedo tocada del ala, sólo decir que lo siento, sólo decir que sólo acaba con uno lo que uno deja que acabe con el.
Punto.
Tema demasiado delicado para tratar....
Bss
Male

6/5/07 4:04 p. m.  
Blogger Margot said...

Uffff pues no sé, el suicidio es decisión propia y romper con alguien también. Cualquier razón es válida para el que la toma.

Y... que cada cual se responsabilice de lo suyo?

Y el karma... uffff, allá se las apañe cada uno... jeje.

Besosssssss chelis apretujaos!

7/5/07 3:25 a. m.  
Blogger Anna said...

Lo que pasa con el suicidio es que, como todas las decisiones que tomamos, no sólo afecta a la persona que toma la decisión sinó a todos los que la rodean, creando una ola de culpabilidad a su alrededor. Ni bien ni mal, la vida y la muerte no siempre se pueden valorar según criterios de justicia... A veces seguir lo que nos pide el corazón (vida o muerte) tiene consecuencias que no podríamos ni imaginar... A veces la vida... A veces la muerte.

7/5/07 4:08 a. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

Tanto así??? ufff

El amor debe estar en delirio!

Abrazos soleados

7/5/07 8:52 a. m.  
Blogger Umma1 said...

Lo que me dijo a mí alguien muy simple:
"Nadie firma cntrato de morir junto a otro".

Besos

7/5/07 10:19 a. m.  
Blogger furia said...

y, no era que de amor nadie se muere?????

7/5/07 10:22 a. m.  
Blogger Solentiname said...

ese pobre no murió de amor, si no de desprecio. Me suscribo a las opiniones de así es la vida y nadie debe ser castigado ni culpable. Eso sí, la delicadeza de cómo decir las cosas cuenta como brownie points.

7/5/07 10:54 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Silvia: sí, es uno de los "tabloids" británicos.

Budokan: qué vivan los gnomos.

A: "c'est la vie, c'est la guerre"

Male: prima madrileña, tantas cosas pasan ¿verdad?

Margot: sí, quizás la clave está en ajustar a las cartas que la vida nos reparte. Besos mi señora de Madrí.

Anna: sí, creo que la vida se rige por ese libro de instrucciones, a veces las cambia, a veces no. Petons.

Clarice: el delirio, el amor, las fiebres, el hambre y hasta la virtud; todo sale, todo sale.

Unma-1: sí, "no te entierres con tus muertos", decía la consigna aquella. El show debe continuar.

Furia: ah no Furia, eso solo en lass canciones de Kike de Heredia y su grupo carnaval (puña ahora Google va a empezar a mandar gente aquí cada vez que quieran saber algo de esa orquesta, por eso aclaro: aquí no hay infrmación de Kike de Heredia, no vengan aquí, ya listo). Hace unos años me contaron de un caso en Heredia, en este caso el del suicidio fue el hombre al no poder tolerar el affaire de su mujer(una figura dígamos que pública en el país).

Sole: sí muy de acuerdo, es que el desprecio y la indiferencia matan.

7/5/07 11:56 a. m.  
Blogger Mariela said...

Que el karma nos persigaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

7/5/07 3:11 p. m.  
Blogger Andrelena said...

y tan débil era que se suicidó!... y fue tal el infierno... que se dejó ir!! Mejor hubiera esperado que Colincito se abuerriera de ella... total, 22 añitos... muy bebé! además... Colincito y sus problemas de botella... mmm como buen irlandés? Muy romántico todo! veremos que dice el tiempo! y cuanto desastre hará el Karma!

8/5/07 6:04 a. m.  
Blogger Letra de Mujer said...

No se suicida cualquiera, se suicida quien puede, es decir, aquel que decide terminar con su vida, tiene una base de depresión importante que hace que este acto se desencadene por cualquier acontecimiento, llámese abandono de pareja, o miles de otras cosas.
Nadie es responsable de los sentimientos de nadie, menos de la vida de otros.
Todo con respeto, obvio
Besos

8/5/07 12:10 p. m.  
Blogger LOLA GRACIA said...

Pues son cosas que pasan. Es absurdo buscar culpables

8/5/07 4:46 p. m.  
Blogger Heriberto said...

Mariela: auuch!

Andrelena: este tipo de decisiones son tan delicadas.

Letra de mujer: sí, la depresión es una enfermedad absolutamente terrible (y mal comprendida, además). Ah y lo peligroso de un detonador en estas circunstancias.

Ole tu Gracia Lola: bienvenida de vuelta.

Pues aquí vamos con lo nuevo.

9/5/07 9:58 a. m.  
Blogger Cyn said...

La forma en que escribe este texto me suena a "periodismo literario" o algo cercanoa a "Novelas reales" (tipo 'A sangre fría' de Capote)que tanto he leído últimamente por cuestiones de trabajo.
Un buen luegar su blog, yo también prometo volver.

9/5/07 10:06 a. m.  
Blogger Julia Ardón said...

Pues qué dicha que esa pobre muchacha se liberó del peso de cargar con otra vida a cuestas...porque si el que amés a alguien es lo que lo mantiene vivo...putis, qué responsabilidad!!!

Pobrecillo el suicida. El elegió ese camino. Tendrá que volver...y seguir aprendiendo...ya lo hará. Paz a sus restos.

9/5/07 3:53 p. m.  
Blogger Homo surfus said...

Yo opino: Pudo ser Farrell o el bartender o cualquiera, lo cierto es que no es buena idea dejar salir a un bar a tu novia. Dice mi hermanilla: "culo borracho no tiene dueño".
Bad idea, dude!

12/5/07 10:15 a. m.  
Blogger Floriella said...

Yo creo que la respuesta la da a la perfección el título del post...

15/5/07 9:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home