//-->

21.3.07

Tichý, el arte o la perversión






Miroslav Tichý iba para pintor pero el Régimen comunista checo le prohibió pintar.


Cuando en febrero del 48 los comunistas tomaron el poder en Checoslovaquia, Miroslav Tichý quería ser pintor, estudiaba en la Academia de Bellas Artes de Praga, con el nuevo régimen es encerrado y marginado, durante más de 15 años estuvo preso en cárceles y hospitales psiquiátricos, los camaradas lo soltaron cuando se dieron cuenta de que era un ser inofensivo, retornó entonces a Kyjov su pequeño pueblo natal , se acomodó en un sucio tugurio en las afueras, se dejó crecer la barba, el cabello, dejó de asearse; como el régimen le había prohibido pintar hizo una cámara con desechos, con pedazos de plásticos, con cajetillas de cigarrillos y empezó a fotografiar a las mujeres del pueblo: en la estación, en el mercado, en la piscina pública, sí, sobre todo en la piscina. ( ¿Cómo hubiera sido si a Vincent le hubieran prohibido pintar? ¿Qué habría hecho durante sus peregrinajes por Leiden, por las comarcas francesas?)

Un psiquiatra conocido de su familia rescató las fotos que Tichý tomó por más de 30 años a las mujeres de su pueblo ( sus rostros duros, sus cuerpos amplios; me recordaron algunos de los personajes de los cuentos del “Libro de los amores ridículos” de Kundera, otro checo, eso sí: menos esperpéntico, más contenido el escritor ). Estas fotos que Tichý tomó sólo para sí mismo, quizás sin el consentimiento de las mujeres que lo consideraban apenas el loquito del pueblo, comienzan entonces a exponerse en galerías de Zurich, de Berlín y de Nueva York; a Tichý nada de esto le interesa, ni lo saca de su covachita de siempre. Una exposición de sus fotografías enmarcadas por él mismo se realizó hace más de un año en el Museo de Arte de Zurich (luego de una de Cartier-Bresson, nada menos), esto ha hecho que ahora todo el mundo lo conozca.

Sus fotos reflejan su obsesión con las mujeres del pueblo, muestran la belleza tal y como fue creada en la fábrica del cosmos, la belleza como debió ser en el Origen, con todos sus bordes ásperos y espontáneos marcados por lo real. La turbiedad y el claroscuro propiciado por la cámara hechiza, por el lente ( un “Leicartón”, sorry no pude aguantarme la broma), por el rudimentario proceso de revelado, le otorgan a sus fotos una dimensión de irrealidad que puede estar muy cercana a la propia visión de la realidad de “indigente” de ese “loquito” sucio y barbudo que deambula por el pueblo con su cámara de pacotilla, impulsado por la insondable fuerza del arte que en pocos habita; eso es parte del misterio que hace a algunos crear, recurrir a algo por tantos despreciado por inútil como es el arte.
¿Tiene sentido el arte, el verdadero? ¿Tiene sentido para quien, bendecido o maldecido por los dioses del arte, viene al mundo con la disposición de dejarse caer en la posesiva ansiedad de la creación? Tichý no se detiene en estas interrogantes, está muy ocupado tomando fotos y poniendo coloridos marcos de cartón como para pensar en el arte. Estas divagaciones, creo yo, son tarea para otros menos pringados por los efluvios condenatorios de esos dioses azarosos y no para Miroslav Tichý, que es un artista. O un simple clochard pervertido.


Las fotos de Tichý pueden verse en:
http://www.artfacts.net/index.php/pageType/artistInfo/artist/28996

http://www.fototapeta.art.pl/
http://www.foto-faq.de/fotografie-news.htm
www.kunsthaus.ch

Etiquetas: ,

17 Comments:

Blogger silvia piranesi said...

ay Heriberto ... no estás tan tuerto. jeje...

Me gustó mucho lo que vi de Tichý, no lo conocía, pero me encantó su historia, su esencia artística disfrazada de clochard. Y si, definitivamente no perdió más tiempo pensando que si el arte, que si sí, que si no... Supongo que había perdido ya demasiado tiempo en la cárcel....

Me recordó la historia que escribiera Schmitt, sobre el Hitler que quiso ser pintor pero lo rechazaron en la escuela de arte. Qué habría pasado con él y con el mundo si lo hubieran aceptado? Qué habría pasado con Tichý si no lo hubieran encerrado? Mejor no preguntarse esas cosas supongo...

Gracias por hacerme descubrirlo.

21/3/07 5:16 p. m.  
Blogger resonANSIAS MAGneticas said...

Heriberto: Que interesante!!!, interesante personaje, historia, interesantes tus preguntas, excelente post., hasta te hizo recordan a los personajes de Kundera!, aun no veo todas las fotografias., voy para alla despues de cerrar este comentario.

Soy una gran admiradora de las bellas artes, y a pesar de que me gusta y disfruto enormemente la espontaniedad que me produzca la obra, es completamente diferente cuando conoces la historia, las anecdotas, el estado de animo y todo lo que envuelve a los personajes involucrados, es como meterte hasta la medula, y no conformarte con lo que ves, sientes o escuchas., es la mejor manera de tatuarse una pintura, una escultura, una pieza, u lo que sea!!!. Hasta la broma me encanto... Leica...rton. una broma cruel por cierto, jejeje. pero buena. Saludos!!!.

21/3/07 7:00 p. m.  
Blogger Homo surfus said...

Se nota el buen gusto de Tichý por las mujeres, parecía una obsesión, como obsesivo es tu relato, te salió de las puras agallas.

21/3/07 8:41 p. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

Te agradezco que me lo hayas presentado. Me encantaron sus fotos. Fuí a los enlaces recomendados.
Me conmueve ese tipo de artistas que no se detiene y vuelan.
Una vez más gracias por este texto.

Te abrazo

21/3/07 8:56 p. m.  
Blogger MALEFICABOVARI said...

Al final la historia no pudo dejarle atado de por vida, y salieron esas imágenes a la luz, que adivino bellas, cargadasa de sensualidad y sentimiento, detrás, su mirada sincera, especial.
Sí que puedo estar de acuerdo contigo en que Kundera tenía mucho de aquellas mujeres en su maravilloso libro "los amores ridículos", lo leí varias veces, es mi escritor favorito, ahí me has tocado, y lo regalé varias veces a gente que sabía lo entendería y le daría su percepción particular perfecta, pues perfectas eran las historias que en el se narraban, me quedo con la de los médicos, ufff, mucho que analizar y de lo que aprender.
Sublevada quedo cómo tu a que todos tengamos el derecho legítimo de compartir cama con alguien que nos arrope cada noche, y nos diga, lo mas importante, nos diga, que nacimos para merecerlo¡
Muchos besos, me ha encantado empaparme de historia de la buena, y sobre todo de personas a las que amputan parte de su genio, para que luego éste salga por dónde menos se le espere, al final de los años.
VIVA LA LIBERTAD, COÑO¡
Muchos besos,
Maléfica

22/3/07 7:44 a. m.  
Blogger Kasiopea said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

22/3/07 8:44 a. m.  
Blogger Kasiopea said...

guauu! Me encantaron esas fotos con marcos sucios!Me los imagino llenos de dedazos, de besos y aliento del Tichú, y de quién sabe quién más. Si me dejaran, posiblemente también mi ADN andaría por ahí.
Esto de la locura es apasionante... en la locura está la cura? Al menos yo me pregunto si vivir sin ley invitando a los fantasmas a la mesa será mejor que vivir con los fantasmas a cuestas y con los ojos cerrados.
Muy lindo cuando pintás a ese Michú desidealizado, idealizando mujeres. Me encantó la foto del brasier, jaja.
¿Algún día nos llegarán exposiciones como esa? Gracias por el post, saludos!

22/3/07 8:46 a. m.  
Anonymous gustavo said...

Cada día me sorprende más la fotografía como arte, y la vida de este Vichy-llo loco me pareció casi imposible de creer. Tiene algo de locura Pound -por su desmesura- este señor. En fin, tu texto le calza perfecto a sus imágenes. Fue una oscuridad radiante (perdoná el oxímoron) leer estas palabras tuyas sobre una locura ajena y hecha propia gracias a tu generosidad.

22/3/07 2:09 p. m.  
Blogger Heriberto said...

Silvia: el arte hace innecesarias algunas respuestas pero no a las preguntas,porque al final se acaban las respuestas posibles pero no las inquietudes.

Resonancias: una pequeña broma, inofensiva , ja,ja.

Homo Surfus: de las agallas que me hacen falta para no ahogarme a veces.Sí el pobre era un obsesivo con las mujeres en el balneario del pueblo.

Clarice: jarocha amiga, sí, la de este señor es una historia conmovedora que parece sacada de la ficción, pero es que la realidad anda siempre adelante de la ficción.

Maléfica: sí, sí: !!!Viva la libertad carajo, o mejor dicho; coño!!! .

Kasiopea: bienvenida por acá. Las preguntas son tantas y el camino que podemos tomar en la vida es solo puede ser uno, que supongo estará escrito en el destino. Espero que volvás por acá.

Tavo: igual me ha pasado en los últimos tiempos: ahora aprecio con la fotografía como expresión artística y con el proceso de crear arte y con el otro proceso por el cual una expresión humana es considerada como arte y otra actividad no lo es.

22/3/07 4:21 p. m.  
Blogger Solentiname said...

pucha... la terquedad de la resistencia...

23/3/07 7:34 a. m.  
Blogger Margot said...

Lo desconocía... no sé si de arte, no sé si de vida pero cuando los dedos se mueven al ritmo de una mente dan igual las trabas. Como aquello de intentar poner puertas al mar.

Las fotos densas... me encantan!!

Besossssss que van (una chulada de post)

23/3/07 11:40 a. m.  
Blogger Mariela said...

La locura es cordura !!!!!!!!!!

Bellísimas fotos!!1

23/3/07 2:02 p. m.  
Blogger Umma1 said...

Es que al arte no se lo puede amordazar, por algún lado sale.

Las fotos son buenas, pero él..
Ay Heriberto yo de ese tío me enamoraría perdidamente.

http://www.brnoinfo.cz/clanek.php?id=514

su rostro es para fotografiar y pintar...

Abrazos

23/3/07 4:25 p. m.  
Blogger India Ning said...

Es curioso lo que el cambio de planes impuesto puede hacer en una vida. Tal vez si hubiera seguido pintando jamás le hubiéramos conocido, y mucho menos reconocido. A veces una tragedia se convierte en ese mal que por bien no venga.
Lo genial de estas fotografías es lo que se puede imaginar uno que el captor estaba pensando; toda esa locura que encierra deseo, dolor y encierro.

besos, amigo!

25/3/07 7:24 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue said...

Cuántos sueños fueron truncados por la tiranía!

26/3/07 8:14 a. m.  
Blogger DudaDesnuda said...

No hay tirano que pueda con el artista. Su obra vive, como viven esas mujeres y el ojo que las captó. Que las inmortalizó.

Besos agradecidos

26/3/07 11:58 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Solentiname: sí, la resistencia ante la opresión de cualquier signo o color.

Margot: abajo las trabas.

Mariela: esa delgada línea entre la cordura y la locura.

Unma-1: ah, ya sé como es que te gustan.

India: sí, queda su obra, queda lo que fue.

Sintagma: tantas tiranías, tantas entelequias.

Duda: abajo los tiranos, de cualquier color o signo.

27/3/07 4:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home