//-->

5.10.06

Lo dijo Flannery




Lo dijo Flannery O’Connor:

"Todo lo necesario para ser escritor se aprende a los cuatro años, para entonces ya se ha experimentado dolor, pérdida, alegría,

abandono."

Lo supo
ella que escribió esos maravillosos relatos y no llegó a los cuarenta.


Los profetas (fragmento).

" A la medianoche había dejado atrás la carretera y los bosques incendiados y había salido a la autopista una vez más. La luna, volando bajita sobre los campos a su lado, aparecía y desaparecía, luminosa como un diamante, entre los parches de oscuridad. La sombra mellada del muchacho atravesaba en la carretera frente a él intermitentemente como si estuviese desbrozando el camino hacia la meta. Sus ojos chamuscados, metidos bien dentro de sus cuencas, parecían imaginar el destino que lo esperaba pero siguió adelante, el rostro en dirección de la ciudad oscura donde los hijos de Dios dormían. "

15 Comments:

Blogger indianguman said...

Estremecedor.
Qué terrible esa enfermedad, el lupus.

saludos!

5/10/06 10:42 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Hola Indianguman bienvenida. Sí, dos amigas han muerto muy jóvenes de esa enfermedad tan cruel.

5/10/06 10:45 a. m.  
Blogger Salón de sol said...

Una escritora compleja, subrealista y extraña... en nuestros tiempos sería muy gótica.
No me va ese trasfondo religioso, ese juego simbólico desconcertante, ¿estaría obsesionada? ¿qué le pasaría con la iglésia, para escribir así...?
Saludos.

5/10/06 10:48 a. m.  
Blogger India Ning said...

Aunque Salón de sol tiene parte de razón, muchos son los grandes artistas que hacen de su obsesión una maestría, y eso no los desmerece. Este fragmento de Los profetas así lo demuestra, y efectivamente, como cuentan en su reseña, recuerda bastante a Faulkner -salvando las distancias-
No es fácil entenderla, ni siquiera a veces es agradable, pero también se sufre con los poemas de San Juan de la Cruz, y no por ello deja de ser un puntal clave en la poesía castellana.
Aunque personalmente yo no tenga nada que ver con ninguna religión ni creencia, su literatura me atrae, más que por el fondo, por la forma.
Heriberto, un placer como siempre. Un abrazo grande!

5/10/06 12:28 p. m.  
Blogger silvia piranesi said...

Hola Heriberto, gracias por tu visita...
Me encanta la frase de los 4 años. La concentración de esos pilares en tan poco tiempo.

Y me encontré por ahí:
"Un buen cuento no puede ser reducido, sólo puede ser expandido." F. O'C.
Linda imagen verdad..

5/10/06 3:33 p. m.  
Blogger Heriberto said...

Salon de sol: es una escritora extrañísima, diríamos única. No conozco los detalles ero algo debe haber con su obsesión.

India Ning: sí yo me quedo con la forma, porque el fondo no queda muy claro en todos. Los he leído en inglés y traducidos y son paradigmáticos en esa forma única de contar. Al principio pensaba únicamente dedicar el post a la cita con toda la cvarga de determinismo que destila, pero luego encontre ese fragmento y decidí incluirlo , aunque pudiera desviar la atención de la frase. Un abrazo hasta el mediterráneo.

Silvia: bienvenida. Sí, un buen cuento no tiene perdida, todo está en función del objetivo canónico definido. Por eso me cuesta un poco esa rigidez militar del género, a mí que me gusta perderme por ahí, divagar,hacer disgresiones, apartarme un rato para luego volver a otro sitio, quizás; en fin, transgredir en la aventura ese tan razonable que pide el canon.

5/10/06 3:47 p. m.  
Blogger El Peregrino said...

Ciertamente: dolor, pérdida, alegría, abandono, con variedades como nostalgia, incertidumbre, amor, deseo, absurdo y soledad, suelen ser materia prima de la literatura, del arte en general, que nos puede asaltar en cualquier momento, en cualquier lugar...

5/10/06 3:55 p. m.  
Blogger Heriberto said...

Sí Peregrino, me temo que es cierta tu afirmación. Lo sorprendente de la afirmación de la O'Connor es que ya a los 4 años se ha padecido lo suficiente como para ser un artista. Pobre de ella. Qué le habrá pasado. Un saludo hasta el caribe.

5/10/06 4:27 p. m.  
Blogger Homo surfus said...

Gracias, compadre, estás en todas!!

5/10/06 4:42 p. m.  
Blogger Luz Estevez said...

Que triste esa enfermedad. Y que bueno lo que dijo acerca de lo necesario para saber escribir.
Un beso
LUZ

6/10/06 12:17 a. m.  
Blogger Blanca said...

Hola, estremecedor... Yo creo que en la infancia es cuando se forja nuestro carácter, nuestra forma de ser, que luego nos acompaña toda la vida... Gracias por darme a conocer a Flannery, leeré más sobre ella.
Un abrazo.
P.D.: A ver si saco un poco de tiempo para hacer lo de la cadena...

6/10/06 2:47 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Homo: me alegró que los naúfragos de la Génesis hayan sido rescatados.

Luz: es una enfermedad terrible que ataca en su gran mayoría a las mujeres, siempre bienvenida por acá.

Blanca: al principio me impactó la cita de la O'connor, pero luego caí en cuenta precisamente de eso que decís sobre la formación del carácter. Flannery es una buena lectura ,creo que en España acaban de publicar sus cuentos completos. Un saludo y espero leer la lista con tus canciones, ja,ja,.

6/10/06 10:43 a. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

Mata Flannery....mata.

Beso nocturno

6/10/06 11:05 p. m.  
Blogger Gustavo Adolfo Chaves said...

Una de las escritoras favoritas de Marilyn Boyd... y mías por ende. Qué buen ojo el tuyo, Heriberto.

12/10/06 5:06 p. m.  
Blogger Francisco Ortiz said...

Acabo de comprarme sus cuentos completos.

13/10/06 11:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home