//-->

16.5.06

¿Cuál es su idea más peligrosa?

El sitio de Internet "Edge" (http://www.edge.org/) , creado por el agente literario de “The New Yorker” John Brockman, es una interesante página web en la que se congregan científicos, pensadores, provocadores y curiosos; si aparecen ahí es porque su trabajo y sus ideas son altamente valorados por la comunidad de pensadores. Es una webpage muy estimulante que bien vale una visita para curiosear o para intentar contrarrestar los efectos de la entropía en el cerebro, efectos que en cada individuo pueden exacerbarse con el desmedido consumo de ciertos programas televisivos y noticieros. Para eso y, para, otra vez más, darnos cuenta, sin perder la terquedad en la capacidad de asombro, de que el mundo es más grande de lo que se alcanza a ver desde el campanario de la más alta capilla del parroquial San José. (“ yo le decía que el mundo era más ancho que sus caderas...” dice la canción). Edge convoca cada año a una especie de reto intelectual en el que algunos de los más connotados intelectuales responden en no más de una página a una pregunta, que pretende ser provocadora y, a la vez, esclarecedora. En el 2005 la pregunta fue: "¿Qué cree usted que es verdad aunque no pueda probarlo?", y en 2006 la pregunta(sugerida por Steven Pinker), fue: "¿Cuál es su idea más peligrosa?" Las respuestas de los 119 encuestados conforman todo un mosaico de ideas de la vanguardia de pensadores del planeta.
Lo cliché aquí es terminar con la pregunta: "¿Y la suya amigo lector, cuál es su idea más peligrosa?
Voy a mojarme con la mía, (en vista de que en el momento de la encuesta mis relaciones con los personeros de The New Yorker no eran las mejores, no fui tomado en cuenta en "Edge", broma, broma) :

"La alta probabilidad de que las ideas no sirvan para otra cosa más que para hacerle la vida más complicada y sombría a quien pasa por el trabajo de producirlas y de albergarlas en su mente. Es muy probable que entre menos ideas e inquietudes se produzcan y se acumulen en la mente de un individuo, más cerca se encuentre éste de la felicidad o al menos de la tranquilidad".

Heriberto Rodríguez, ciudadano de Costa Rica.


Extractos de algunas de las respuestas publicadas en "Edge":

¿Cuál es su idea más peligrosa?

“La evidencia de que las tribus humanas a veces dañan el ambiente y hacen guerras
Jared Diamond, autor de “Guns, germs and steel”

“Se podrá engañar al cerebro, simular realidades imaginarias, incluso crear falsos recuerdos. La experiencia humana pasará de una a muchas vidas posibles.”
Clifford Pickover, matemático.


“Los grupos de personas pueden variar genéticamente en sus talentos y temperamentos”.
Steven Pinker , afamado psicólogo evolucionista de Harvard

“Nada tiene un propósito. Las cosas no fueron hechas con algún propósito”
Susan Blackmore, psicóloga evolucionista, autora del ensayo" Un orgasmo salvó mi vida".

“La democracia puede desaparecer. En el futuro los historiadores podrán decir que la democracia fue un episodio aislado de un siglo”
Haim Harari, científico.

“Estamos completamente solos. No existe Dios, no existe un Diseñador inteligente del Universo, ni un propósito superior para nuestras vidas.”
Keith Devlin, matemático.

“Comprender enteramente la biología molecular, sin que se llegue nunca a descubrir los orígenes de la vida.”
George B. Dyson, historiador de la ciencia.

“El cerebro humano y sus productos son incapacez de llegar a entender las verdades del Universo. Nuestros cerebros pueden no estar equipados para llegar alguna vez a comprender el Universo.”
Karl Sabbagh, escritor y productor televisivo

“No tenemos alma.”
John Horgan, escritor científico

“El multiverso. La noción de que existen otros Universos.”
Brian Greene, físico y matemático

“La lucha contra el calentamiento global está perdida.”
Paul Davies, físico

“Estamos solos en el Universo. Sin otras pruebas de vida, la humanidad se refugiará en la religión.”
Rodnew Brooks, especialista en Inteligencia Arificial y computación

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Mi idea más peligrosa:

Los grandes ideales por los que luchan y mueren los seres humanos: patria, religión, justicia, cultura, etc., son grandes mentiras.

Xoxen

18/5/06 9:15 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Y, entonces Xoxen : ¿qué nos queda? ¿Acaso sólo los atardeceres destiñéndose en el cielo calmo de Gunacaste, las caderas blancas interrumpidas por un triángulo oscuro, el aroma del café que presagia una conversación apasionante? A ver cuándo alguien empieza una revolución por algo así que valga la pena.

Heriberto

18/5/06 10:39 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me quedo con tales cosas, porque son parte de esas revoluciones que constituyen la suma de decisiones individuales: quien aprecia el atardecer, quien logra que ese triángulo caiga en la arena, quien incite a ese encuentro al conjuro de un aroma cafeínico,y que nadie ose iniciar ninguna revolución, no existe individuo ni grupo con capacidad para liderar una revolución.Ya se saben a donde conducen las revoluciones.

Dicen personas que han hablado con Fidel Castro que es un tipo con una conversación amena e interesante, yo preferiría haber hablado con el Fidel de la Soda Palace y no con este de ahora.

Xoxen

18/5/06 1:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home