//-->

10.1.07

Una de espías



“Zigzag” Chapman presentó sucintamente su plan: Es muy simple, el doctor Graumann ha prometido llevarme a un acto donde estará presente Hitler, ahí será sólo cuestión de hacer detonar la bomba. El agente del MI5 notó en el rostro de Chapman una seriedad que no parecía corresponder a sus veintisiete años, ni a ninguna de sus otras caras útiles de ladronzuelo con más quince años en el oficio.
-Es usted conciente, Sr. Chapman, que de cualquier manera, sea que su acción tenga éxito o no, sería liquidado inmediatamente-le preguntó sin disimular su acento “Etonesque” el más joven de los agentes.
-Ah, pero qué manera de morir, respondió “Zigzag” con una sonrisa.

A partir de aquí es sólo cuestión de que alguien quiera continuar escribiendo la trama para hacer una de esas novelas de espías como con las que me he entretenido en estos días de vacaciones en las que me he alejado de tantos cosas –como de los libros serios y los compromisos aburridos, por ejemplo.

En la vida real, tal y como lo publicó ayer El Clarín de Argentina , los altos mandos británicos, -se dice que incluso Winston Churchil himself estuvo al tanto de los acontecimientos- no le dieron luz verde a Chapman para proceder con su plan. “Zigzag” Chapman retornó a Alemania, donde fue luego condecorado con la Cruz de Hierro por los Nazis, al final de la guerra regresó a Inglaterra en donde murió de puro viejito y aburrido. Pero esa, es otra novela.

10 Comments:

Blogger India Ning said...

Hay maneras de morir muy parecidas al suicidio sin serlo, y sin embargo tienen su dignidad, su agradecimiento y su trascendencia.
¿Qué hubiera pasado si ZigZag hubiese llevado a cabo su cometido con éxito? Para empezar seis millones más de personas podrían responder a la pregunta, Alemania estaría ahora invadiendo Irak, habría más joyerías en la Selva Negra y tal vez USA invertiría más en la paz y haría mucho menos la guerra.
Nunca lo sabremos.

10/1/07 12:23 p. m.  
Blogger Homo surfus said...

Y a los maes del servicio secreto británico los condecoro con El Huevo de Carraco. Para qué diablos lo iban a pensar? Mae, qué cólera!!

10/1/07 6:05 p. m.  
Blogger Lady Zurikat said...

Hay tantas historias desconocidas de la segunda guerra, como que el comandante militar de Paris, mando al consul de Suecia a traves de un campo minado a llamar a las tropas britanicas. Interesante libro de Dominique Lapierre y Larry Collins donde se ve el uso que hizo Churchill de sus agentes y su gente, que si empezamos, empezo en la guerra anterior con el Lusitania al que envio en curso mortal. ¿Habra quedado saldada la cuenta con las vidas que salvo Fleming cuyos estudios fueron costeados por el padre del Bulldog???? Esa sera siempre mi gran pregunta. Dado los años, supongo que si.

10/1/07 9:28 p. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

yo quiero que sigas contando la historia, no seas flojo, si tú sabes ponerle la sal y pimienta en tus peculiares letras.

te abrazo soleadamente...

12/1/07 9:43 a. m.  
Blogger Heriberto said...

Amiga Mia: sí, la "historia del hubiera" tiene tantos versiones como personas. Me hace gracia tu alusión a la disminución de número de joyerías. Aunqye, como dice una amiga, el "hubiera" nop existe.
Homo: lo que pasa es que ahora lo vemos como dicen los españoles "a toro pasado", es decir sesenta años después y así es más fácil. En todo caso los servicios secretos británicos fueron infinitamente superiores a los alemanes.
Lady Zurikat: sí, son tantos matices y posibilidades, el hundimiento del Lusitania es el mojón histórico que marcó el inicio de la decadencia del Imperio Británico y el surgimiento del imperio de los Estados Unidos con su posterior involucramiento en la primera guerra. Fijáte que sobre la penicilina y Flemming hay otra de esas historia que posiblemente permanezca para siempre en el nebuloso campo de la "historia paralela' , un joven latinoamericano, uno de sus estudiantes más brillantes, le envio por correo los resultados sorprendentes de uno de sus experimentos, el alumno latinoamericano se quedó esperando la respuesta de su profesor quien al poco tiempo anunció inesperadamente al mundo el descubrimiento de la penicilina.
¿Verdad o mito? me parece que da para una buena investigación y , por supuesto para una buena novela histórica. Un saludo de lemur.
Clraice: gracias por el impulso y por el sol.

12/1/07 10:12 a. m.  
Blogger Marga said...

Ummm a mí es que las novelas de espías me aburren, las del género negro, las bélicas, las de misterio, las de terror...ayssss.

No, si al final resultaré ser una persona seria? que horror!!!

Besossssssss a 007 de 006,31416

15/1/07 8:41 a. m.  
Blogger Mariela said...

Hola, feliz año primero que todo!!

Segundo, pues yo también esperaría tu relato...no seas flojo!!!

15/1/07 12:33 p. m.  
Blogger Heriberto said...

Marga: ¿seria vos? no lo creo. Un abrazo hasta los madriles.

Mariela: igual para vos, ahora es que ando un poco disperso, pero lo tendré presente. Un abrazo.

16/1/07 2:16 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

LO TUERTO SE LLEVA

ES UNA BENDICION....

http://es.geocities.com/benditotuertocorito


tremendo!!

24/1/07 5:31 a. m.  
Blogger julia said...

Mónica Belucci es una de las mujeres más bellas del cine. A mi me impresiona mucho.

1/2/07 10:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home